Avina busca promover espacios de diálogo intersectoriales que permitan la
producción, recopilación y difusión de conocimiento sobre las actividades
extractivas.

C on pocas excepciones, el actual modelo de desarrollo económico de los países latinoamericanos está basado en las exportaciones de bienes primarios, hidrocarburos y minerales. La problemática de las industrias extractivas es variada: bajo número de puestos de trabajo en relación al volumen de inversiones del sector, alta intensidad energética exigida, concentración de renta, expatriación de divisas y volatilidad del mercado internacional de commodities de bajo valor agregado, impactos sobre el ambiente y los derechos humanos de las comunidades de entorno a los proyectos y pueblos originarios. El desafío es contribuir a que la sociedad latinoamericana pueda encontrar en este sector una oportunidad para ampliar el desarrollo de su propia felicidad y dignidad.

 

El trabajo de Avina en Industrias Extractivas

A partir del análisis de contexto que realizó Avina en su proceso de planificación estratégica y de acciones locales que ha realizado desde el 2011 en Colombia, Chile y Perú, se ha identificado claramente la necesidad de abordar el trabajo en esta problemática y escalarla a nivel continental.

 

El trabajo de Avina se centra en construir relaciones de confianza entre los distintos sectores de manera de contribuir a la conversión de los pasivos extractivistas en cadenas productivas inclusivas y que impacte en la mejoría de la calidad de vida y del ambiente, de la conservación ambiental, y del cuidado con el ser humano.


Avina ha promovido espacios de diálogo intersectoriales que permitan la producción, recopilación y difusión de conocimiento sobre las actividades extractivas, incluyendo la prevención y manejo de conflictos ambientales y sociales generados como resultado de la actividad extractiva; la definición de la institucionalidad y normatividad necesarias para la gobernabilidad; las técnicas y tecnologías para el eslabonamiento económico y productivo promovido desde los sectores extractivistas, y la promoción e implementación de principios e iniciativas voluntarias para la previsión, prevención, protección, seguridad y reparación. Con todo esto se quiere construir nuevas narrativas sobre la acción del sector y sus beneficios.

 

Estos son algunos de los resultados de la Oportunidad de Desarrollo Industrias Extractivas obtenidos  en el 2012:

 

Minería, democracia y desarrollo sostenible

Durante el 2012 se conformó el Grupo de Diálogo Latinoamericano (GDLA) “Minería, Democracia y Desarrollo Sostenible” con el trabajo conjunto entre CARE Perú, Fundación Avina, Fundación Futuro Latinoamericano (Ecuador) y Fundación Cambio Democrático (Argentina). Esta plataforma regional de intercambio y trabajo colaborativo está integrada por grupos e iniciativas de diálogo sobre minería en distintos países de América Latina. Actualmente lo conforman la Mesa de Diálogo Permanente de Colombia, la Iniciativa de Diálogo Minero de Ecuador, el Grupo de Diálogo Minería, Democracia y Sustentabilidad de Argentina, el Grupo de Diálogo Minería y Desarrollo Sostenible del Perú y dos nuevos procesos de diálogo en formación en Chile y Brasil. Estas iniciativas buscan promover el diálogo democrático y equitativo en torno a la actividad minera en sus territorios entre líderes provenientes  de organismos del Estado, empresas mineras, organizaciones de la sociedad civil, comunidades locales y pueblos indígenas, y universidades. Además de la contribución directa de sus miembros, este espacio ya logró cofinanciación de la Unión Europea. Avina ha participa como miembro del grupo institucional y como representante de la Mesa de Diálogo Permanente de Colombia y seguirá acompañando el grupo como aliado estratégico.

 

Mesa de Diálogo Permanente

Durante el año 2012, la Mesa de Diálogo Permanente de Colombia se ha posicionado como un espacio de diálogo multisectorial, donde empresas mineras y organizaciones de la sociedad civil discuten abierta y públicamente sobre temas de coyuntura relacionados con la minería, medio ambiente y derechos humanos.


La Mesa de Diálogo Permanente es un espacio que fue creado a principios del 2011 con el objetivo de generar confianza entre empresas del sector de la minería y las organizaciones civiles para que aporten insumos para la construcción de un nuevo modelo de minería basado en la responsabilidad y uso de los recursos naturales, la dignidad humana y el desarrollo económico que ayude a la construcción de país. Desde el 2011 se ha fortalecido este espacio que hoy es reconocido por todos los sectores en Colombia. La Mesa de Diálogo Permanente cuenta con la participación de las principales asociaciones del sector empresarial ―mineras Anglo American, Anglo Gold Ashanti, Cerrejon, Río Tinto, Eco Oro, CCX, y Prodeco (Glencore)―; de los gremios de la mineríaAsociación del Sector de la Minería a Gran Escala (SMGE) y la Cámara Colombiana de la Minería y Asomineros de ANDI―, y organizaciones de la sociedad civil ―Fundación Ideas para la Paz, Conservación Internacional, Corporación Nueva Arco Iris, Fundación Natura, Foro Nacional por Colombia, WWF, CECODES, Amazon Conservation Team, CODHES, Transparencia por Colombia, Red de Jóvenes, Tropenbos, Indepaz, Pax Christi, Epopeya Colombia, AIDA, Abogados sin Fronteras, Centro Internacional de Toledo para la Paz (CITpax), Departamento del Interior de Estados Unidos, Gestión Ambiental Estratégica, Razón Pública y Fundación Avina―.

 

Avina, en alianza con Gestión Ambiental Estratégica y Fundación Razón Pública, son los promotores de este espacio de diálogo.

 

Cierre de faenas mineras en Chile

 

Vea aquí el video de Fundación Avina sobre la Ley de Cierre
de Faenas e Instalaciones Mineras en Chile.

Chile, país minero por excelencia, convive con problemas de gran acumulación de pasivos ambientales mineros (más de medio millar de tranques de relave y faenas abandonadas) debido a la inexistencia, hasta el año pasado, de una ley que obligue a las empresas a cerrar las faenas mineras una vez concluida su vida útil, o remediar los impactos generados por las mismas.


Ante esto, en el 2012 Avina apoyó a la organización Chile Sustentable en generar grupos de trabajo técnico en asesoría parlamentaria y darle seguimiento a un proyecto de ley que buscaba poner fin a la generación de pasivos ambientales de la explotación minera.


En noviembre del 2012 se aprobó el Reglamento de la Ley de Cierre de Faenas e Instalaciones Mineras en Chile. Esta normativa instala “el resguardo de la vida, la salud y la seguridad de las personas” como primer objetivo, además de “la estabilidad física y química” de los relaves o faenas abandonadas. También se logró incorporar la restauración del medio ambiente como objetivo del plan de cierre y vincular el diseño del plan a la evaluación y condiciones ambientales establecidas en la Evaluación de Impacto Ambiental y en las Resoluciones de Calificación Ambiental, previa al inicio de las faenas. Las garantías financieras que establece esta ley se vinculan así a la ejecución de  las obras concretas de remediación.

 

Nuestros principales aliados y coinversores en el 2012 para esta oportunidad son:
  • Gestión Ambiental Estratégica: consultora privada, aliada de Avina en la articulación y facilitación de la Mesa de Dialogo Permanente.
  • Fundación Razón Pública: aliada de Avina con su Revista Virtual Razón Pública en la articulación y facilitación de la Mesa de Dialogo Permanente.
  • CARE Perú: principal articuladora del Grupo de Diálogo Minería y Desarrollo Sostenible de Perú, es también uno de los principales impulsores del Grupo de Diálogo Latinoamericano.
  • Chile Sustentable: organización chilena responsable de hacer seguimiento parlamentario y brindar apoyo técnico de diversas leyes sobre desarrollo sostenible en Chile.
  • Fundación Futuro Latinoamericano: organización encargada de coordinar el grupo de dialogo del Ecuador.
  • Fundación Cambio Democrático: encargados de coordinar el dialogo en Argentina.
  • Agenda Pública: articulador de la incipiente iniciativa de diálogo en Brasil.
  • Fundación Casa de la Paz: articulador de la incipiente iniciativa de diálogo en Chile.